SOCIEDADES PANAMEÑAS

Panamá fue el primer país de la región en promulgar una legislación moderna que permitiera la creación de compañías “offshore” para propósitos de planificación fiscal. La sencillez y flexibilidad de la Ley 32 de 1927, hace de las sociedades anónimas panameñas la forma más común de entidad mercantil utilizada tanto para panameños como por inversionistas extranjeros.

CARACTERÍSTICAS SOBRESALIENTES

  • Completa exención de impuestos por ingresos obtenidos de fuente extranjera y operaciones llevadas a cabo fuera de Panamá.
  • El Pacto Social y el capital pueden confeccionarse y expresarse en cualquier idioma y moneda.
  • No se requiere de un capital mínimo ni debe ser pagado al momento de la constitución.
  • No existen restricciones en el número de accionistas.
  • No existe un registro público sobre la identidad de los accionistas.
  • Los directores y dignatarios pueden ser personas naturales y jurídicas.